Ambientación
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» One Second (Normal)
Sáb Nov 06, 2010 10:49 pm por Invitado

» Hotel Penny Lane. Foro Rol! [VIP]
Vie Oct 29, 2010 1:32 am por Invitado

» The New Age....ella regreso y ahora es mas peligrosa
Vie Oct 22, 2010 10:13 pm por Invitado

» All is Sydney {Elite}
Mar Oct 05, 2010 7:11 pm por Invitado

» Distopía
Mar Oct 05, 2010 1:13 am por Invitado

» Eternal Rome
Dom Oct 03, 2010 3:43 pm por Invitado

» Hogwarts Geminio (NORMAL)
Vie Oct 01, 2010 7:15 pm por Invitado

» Pack =)=)=)
Sáb Sep 25, 2010 7:22 pm por Axel Martens

» Axel Martens
Sáb Sep 25, 2010 7:07 pm por Axel Martens

¿Quién está en línea?
En total hay 2 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 2 Invitados

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 8 el Lun Sep 06, 2010 12:38 am.
Staff del foro
El Staff del foro se encuentra a tu entera disposición para cualquier duda que tengas:
Elías B. Smith
Amélie LeFointaine
Afiliación élite
Photobucket Dirty, So Dirty ¿Are you ready? Acle City

Ashley Lawrence.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Ashley Lawrence.

Mensaje  Ashley Lawrence el Dom Sep 05, 2010 12:53 am

Datos básicos

Nombre completo: Ashley Lawrence.

Pseudónimo: simplemente Ashley.

Edad: 18 años.

Rango: Alumna de tercero, carrera de medicina.

Calificaciones escolares: Impecable. Siempre procurando no destacar demasiado, pero no consta un solo suspenso en su currículum. De ahí lo de impecable.

Raza: Humana.

Nivel de control del poder: -

Nacionalidad: Estadounidense, Nueva York.

Orientación sexual: Bisexual inconsciente. Se cree heterosexual... hasta que alguien la haga darse cuenta de que no es así.

¿Conoce la existencia de los Elementos? no los conoce, pero tiene serias sospechas de su existencia. Y eso, sumado a su suspicacia habitual, la hacen una persona con mucho potencial para terminar descubriendo el secreto. Hay que andarse con cuidado con ella.

Reputación en la escuela: sorprendentemente, la reputación de Ashley en la escuela es bastante mala. No es el tipo de chica que se meta en problemas, no se cree mejor que los demás, no busca conflictos ni con alumnos ni profesores. Entonces, ¿por qué? Fácil: porque está chalada. Así de simple. Se acuesta con el primer chico que se le ponga delante y luego asegura fervilmente que no se acuerda de nada. Se lía a puñetazo limpio con cualquier chica que la mire mal, y luego, cuando vuelve en sí, jura casi a voz de llanto que no ha sido ella quien lo ha hecho, sino una supuesta "doble personalidad" llamada Alexia. Una chica rarita, ¿no crees?

Descripciones

Descripción física: Ashley aparenta una chica muchísimo más joven de la que en realidad es. Quien la ve por primera vez no tarda en calificarla de una niñita cuya apariencia no es mayor de quince años, como mucho. Menuda y delgadita, sus formas corresponden a una preadolescente más que a una universitaria. Tiene el cabello de un castaño rojizo que casi siempre lleva emarañado, como si no tuviera tiempo para preocuparse de arreglárselo. Sus ojos son de un impactante color azul, como los de los bebés, y casi siempre tienen una mirada especulativa en ellos.

¿Maquillaje? ¿Tacones? ¿Mini-faltas? Olvídate de ellas, jamás se las verás llevar a Ashley. Es una chica que antepone la comodidad al aspecto físico, así que su repertorio habitual son los chandals y tejanos. No le preocupa parecer una descuidada. Más bien le preocuparía parecer una superficial. Aunque puede que ni eso. No es el tipo de persona que se mira más de lo necesario en el espejo al salir de casa.

Descripción psicológica: Ashley. La pequeña y suspicaz Ashley. La adulta encerrada en el cuerpo de una niñita. La de los ojos llenos de sospecha, la de las palabras puramente racionales, la que se escabulle entre la multitud para pasar lo más desapercibida posible.

Ashley tiene un mundo. Y ese mundo está compuesto por datos, estadísticas, información que recolecta cuidadosamente en su mente y deja ahí, resguadada por si alguna vez la necesita. Es una chica sumamente observadora y calculadora, aunque sin malas intenciones. Es sólo que... le encanta saber. Le encanta conocer cosas, ya sea mera información sobre las personas como sobre su carrera u otros conocimientos. Su curiosidad raya lo infantil, la intromisión inocente, la ilusión del aprendiz que justo está descubriendo un mundo desconocido para él. Y en esa búsqueda de información puede pasarse largas horas encerrada en sí misma, pensando, pensando, pensando. Ashley se piensa demasiado las cosas. Es sumamente prudente.

Sin embargo, parece que de algún modo su aspecto aniñado también ha terminado por repercutir en su carácter. Ashley puede tener arranques infantiles como pataletas o fingirse la ofendida si siente que la valoran lo suficiente. La chiquilla tiene su punto de cáracter, que no dudará en sacar a la superficie si se siente atacada. Centrada, responsable y perfeccionista hasta límites insospechados,sí, pero de frustración fácil; se enfada, le sale la vena testaruda, y cuando la veas cruzarse de brazos y piernas para mirarte con fiera indiferencia, ten por seguro que se mantendrá en sus trece y te hará doblarte a ti. Ashley siempre consigue lo que se propone. Esa es una característica que comparte con Alexia.

Oh, ¿quién es Alexia? Su otra consciencia. Su doble personalidad, lo llaman por ahí. ¿Habías olvidado el detalle de que está chalada? Ashley tiene a otra persona viviendo dentro de su muerte, tiene a la chica que era antes del accidente y de la amnesia viviendo en su interior. Y Alexia es una versión de sí misma llevada a extremos insospechados. La racionalidad convertida en insensibilidad, la cabezonería en una determinación peligrosa. Alexia no se frenará ante nada para conseguir sus objetivos. Será una puta, una santa, una actriz, una desgraciada, si con eso saca algo a su favor. En Alexia, la pizquita de moralidad y ética que posee Ashley queda brutalmente asesinada por su forma psicópata de ver el mundo. Alexia es peligrosa. Y Ashley lo sabe.

(Por eso siempre trata con todas sus fuerzas de encerrarla en una celda acorazada de su mente. Aunque a veces Alexia escapa...)

Datos familiares

Historia: La historia de Ashley empieza en uno de los laboratorios de genética clandestinos de Nueva York. Nacida con el nombre de Alexia Hamilton, de una madre sin nombre y un padre que nunca se comportó como tal, desde su nacimiento le fue asignada la etiqueta más de "rata de laboratorio" que de humana. Sus primeros años de vida los recuerda encerrada en una habitación de paredes y suelo blancos, y sin otra interacción con el mundo más que las ocasionales visitas de médicos, investigadores y enfermeros que venían, le hacían unas pruebas, y se iban.

Al crecer empezaría a comprender su situación por pequeños indicios: al parecer, su padre era un respetado investigador científico que llevaba a cabo un proyecto para ver el potencial de la psique humana. Un proyecto clandestino que violaba todos los derechos humanos, pero que aspiraba a grandes progresos en el campo de la medicina y psicología. Había encabezado todo un grupo de investigadores para ello en un laboratorio creado por él mismo y con una única cobaya por el momento: su propia hija.

Alexia creció sin ningún tipo de afecto, y por tanto, tampoco fue capaz de concebir los sentimientos de mayor. Se volvió un ser insensible, lleno de rencor por aquel hombre que había osado quitarle su libertad desde un principio. Y como era de esperar, un día consiguió salir del laboratorio y dar con él. Trató de matarle y estuvo a punto de conseguirlo, pero en el último momento el hombre escapó. Y muy a su pesar, Alexia reconoció que tendría que postergar su venganza para más adelante.

Por aquellos entonces tenía dieciséis años.

Siguió tratando de sobrevivir en los suburbios de la ciudad, en un mundo que veía con sus ojos por primera vez, y sin embargo no parecía en absoluto sorprendida. No tardó en encontrar trabajo como asesina a sueldo para poder subsistir, y cayó en varios placeres bajos como las drogas, la delincuencia o el alcohol. Nunca fue algo que la preocupase demasiado.

Probablemente, de disponer de un poco más de tiempo, habría matado a su padre. Tenía el plan perfecto, las armas perfectas, la situación perfecta. Sin embargo, un accidente ferroviario en el que estuvo implicada hizo que pasara más de tres meses en el hospital en coma, y al despertar había perdido la memoria: no recordaba absolutamente nada de su anterior vida, ni quien era, ni qué hacía en el tren, ni nada. Había empezado de cero.

Esta nueva Alexia, sin los deseos de venganza ni el rencor de la anterior, empezó una segunda vida: se buscó un nuevo nombre (Ashley Lawrence), se trasladó a Rusia y empezó a estudiar en la academia Yakutia con la esperanza de poder ser feliz. Lo consiguió los primeros meses... pero entonces llegaron las visiones. Sueños premonitorios, donde se veía a sí misma encerrada en una habitación blanca, matando a personas, cayendo en la droga. Era extraño e inexplicable, y de algún modo sospechaba de donde venían: su anterior vida.

Alexia seguía viva. Dentro de ella. Y luchaba por obligar a Ashley a abandonar esa academia y recuperar la vida de asesina a sueldo... algo que esa nueva Alexia, Ashley, no tenía ninguna intención de hacer. De este modo dos consciencias distintas, dos personalidades distintas, entraron en una guerra de ética dentro de un mismo cuerpo... y han seguido en guerra hasta hoy.

Familiares:
Edgard Hamilton: investigador de élite, 41 años. Vivo y residente en Nueva York.
Sarah Black: prostituta, muerta a los dieciocho años (asesinada tras haber concebido a Ashley).


Otros datos

Enfemerdades: principalmente su doble personalidad como enfermedad psicológica, que además le hace ver visiones donde Alexia es una persona independiente de ella y le habla. Así que podríamos considerarlo un inicio de esquizofrenia.

Antecedentes: con Alexia fueron innumerables: asesinato, robo, secuestro, amenazas... pero en lo que refiere a Ashley, ninguno.

Gustos: le gusta el orden y el manejo de información. Es una verdadera hacha cuando se trata de averiguar algo, cualquier cosa que le pidan. Le gusta la vida independiente, ir en metro sola (la relaja muchísimo), escuchar música con auriculares mientras camina por la calle. Pasarse tardes enteras en la biblioteca. Nadar en la piscina olímpica de la escuela; es algo que suele hacer a menudo.

Disgustos: los espejos (principalmente, porque puede ver a Alexia cada vez que se mira en uno), el desorden, los excesos de la adolescencia; nunca se ha considerado perteneciente de ese mundo. Tener que revelar cosas de sí misma que rocen lo indiscreto, toparse con personas igual de tozudas que ella. Hacer cosas inmorales; algo casi inevitable cuando Alexia se apodera de su cuerpo.

Nivel económico: medio.

BSO: Human - Skye Sweetnam

Otros: ·Nunca se ha enamorado, y no cree que pueda hacerlo nunca. Es una chica demasiado racional para dar paso a una cosa tan emocional como el amor dentro de sí.

·Ashley posee varias de las habilidades innatas de Alexia: buena orientación, una capacidad inigualable para improvisar y mentir, arranques de mal carácter cuando se siente atacada, y una extraña obsesión por la limpieza y el orden. También posee conocimientos de balística, medicina, supervivencia y ciencias militares. Las conserva de su anterior vida y ha hecho lo imposible para borrarlas de su cabeza... sin éxito.
avatar
Ashley Lawrence

Mensajes : 31
Puntos : 8
Fecha de inscripción : 04/09/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.