Ambientación
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» One Second (Normal)
Sáb Nov 06, 2010 10:49 pm por Invitado

» Hotel Penny Lane. Foro Rol! [VIP]
Vie Oct 29, 2010 1:32 am por Invitado

» The New Age....ella regreso y ahora es mas peligrosa
Vie Oct 22, 2010 10:13 pm por Invitado

» All is Sydney {Elite}
Mar Oct 05, 2010 7:11 pm por Invitado

» Distopía
Mar Oct 05, 2010 1:13 am por Invitado

» Eternal Rome
Dom Oct 03, 2010 3:43 pm por Invitado

» Hogwarts Geminio (NORMAL)
Vie Oct 01, 2010 7:15 pm por Invitado

» Pack =)=)=)
Sáb Sep 25, 2010 7:22 pm por Axel Martens

» Axel Martens
Sáb Sep 25, 2010 7:07 pm por Axel Martens

¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 8 el Lun Sep 06, 2010 12:38 am.
Staff del foro
El Staff del foro se encuentra a tu entera disposición para cualquier duda que tengas:
Elías B. Smith
Amélie LeFointaine
Afiliación élite
Photobucket Dirty, So Dirty ¿Are you ready? Acle City

Historia

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Historia

Mensaje  Administración el Sáb Ago 28, 2010 11:51 pm

El Mito


Los mitos sobre la creación no son más que eso: mitos. Leyendas sin fundamento, historias que se cuentan para pasar el tiempo y van de boca en boca como si fueran verídicas. No deben tomarse en serio. Y no debes tomar en serio la que te contaré ahora… ¿o sí?

Hace miles de años, cuando el mundo aún no existía, sólo había oscuridad. Oscuridad que lo opacaba todo, que lo velaba todo. En esa oscuridad surgieron cuatro potencias distintas: Fuego, Aire, Tierra y Agua. Los Creadores. Dioses incorpóreos que decidieron dar forma al mundo tal y como lo conocemos hoy en día.

Agua creó los océanos, Aire dotó la atmósfera de oxígeno para que nosotros pudiéramos habitarla. Tierra dio forma a los valles y los terrenos rocososos, y fuego… fuego dio sitio al calor necesario para que naciera la vida. Aparentemente todo iba bien. Aparentemente.

Sin embargo, surgieron las diferencias. Aire era un ser inaccesible y misterioso que empezó a despreciar las formas rudas de Tierra. Tierra, brutal y verídico en su fuerza, arremetió contra la apacible Agua y se crearon las tempestades. Fuego destruyó esa misma vida que había creado y hundió por un tiempo el mundo en llamas.

Aquella magnífica obra que los cuatro Creadores habían dado a luz podía venirse debajo de un momento a otro. Y lo hubiera hecho eventualmente si esos Creadores, consternados al ver lo que habían hecho, no hubieran decidido sacrificarse. Murieron. Murieron por nosotros, para no destruirnos más con sus conflictos.

Pero no desaparecieron. Se dice que se rompieron en miles de fragmentos de esencia divina que resurgieron en la sangre de unos pocos afortunados. Esos elegidos, esos que habían sido tocados por la esencia de un Creador, adquirieron poderes asombrosos. Aquel sencillo campesino que un día se había levantado como cualquier otro, de pronto descubrió que podía mover el mismo suelo que conreaba con sólo desearlo. Aquel poderoso rey poseedor de un gran imperio descubrió que era capaz de crear tornados o hacer desaparecer el oxígeno de una habitación si así lo quería. Esos, y más casos se dieron a lo largo de la historia sin explicación aparente. Y alguien les llamó Los Elementos Divinos. Los descendientes de los Creadores.

Estas personas se encontraron perdidas en aquel mundo que no les aceptaba. Un mundo que les temía como los Creadores habían temido a Tierra, por ejemplo. O un mundo que los repudiaba como los Creadores habían repudiado a Fuego. Sabían que eran diferentes, pero no tenían respuestas. No sabían a quién acudir. Hasta que alguien creó la Academia.

Hace cien años, cuatro Elementos unieron fuerzas y decidieron alzar un lugar donde poder resguardarse y llevar una vida normal. Localizaron el origen del mundo, la tierra más antigua, en un pequeño poblado de Yakutia, en Rusia. Y allí alzaron la Real Academia Yakutia.

Bajo la tapadera de alumnos y profesores, muchos Elementos empezaron a acudir allí. Se sentían atraídos hacia ese sitio, como si su inconsciente les llamara al lugar que iban a considerar su hogar. Se mezclaron con los humanos que vivían en esa Academia, inconscientes de estarse codeado diariamente con seres de raza divina. Y poco a poco surgió la esperanza de que quizás (quizás) por fin Elementos y Humanos podrían convivir juntos.

¿Pero será así, o los conflictos volverán a nacer como lo hicieron en el origen de los tiempos?

____________________________

sfdhwrsth
avatar
Administración
Admin

Mensajes : 94
Puntos : 93
Fecha de inscripción : 28/08/2010

Ver perfil de usuario http://divine-element.foros-gratuitos.net

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.